Muere un gran físico, que dejó su huella en la Física Teórica: Miguel Ángel Virasoro

El día 23 de julio de 2021 en Buenos Aires, a sus 81 años, murió Miguel Ángel Virasoro, físico teórico internacionalmente reconocido, profesor emérito de la Universidad de General Sarmiento.

Este investigador argentino, que inició su carrera en la Universidad de Buenos Aires, también se desempeñó en otras universidades prestigiosas, tal como Berkeley, Princeton y la Universidad de Turín. Además, fue Director del destacado Centro Internacional de Física Teórica “Abdus Salam” ICTP en Trieste y miembro de varias academias científicas (Mundial, Estadounidense, Latinoamérica, Argentina).

Durante su vida recibió los premios internacionales más destacados – la Medalla de Dirac (2020), el premio Enrico Fermi (2006) y la Medalla de Rammal (1993) – identificándolo como uno de los físicos más notorios en el área.

El Prof. Virasoro dejó su huella más profunda por su investigación en Teoría de Cuerdas. Dos modelos (de Shapiro–Virasoro y el modelo mínimo de Virasoro) y cuatro estructuras físico-matemáticas (álgebra de Virasoro y el vínculo de Virasoro) llevarán su nombre por siempre.

Su trabajo, que ha impactado a investigadores de nuestro Instituto de Física, está relacionado con un álgebra de dimensión infinita, que describe simetrías infinitas de sistemas físicos, tanto bosónicos como fermiónicos. En particular, estas simetrías aparecen en descripciones holográficas de algunos modelos físicos, conocidos como teorías holográficas (fluidos holográficos, supercondictores holográficos, etc.), vistas como las teorías que viven en el borde, similarmente a una ‘proyección holográfica’, de un espacio-tiempo con gravitación y materia. Además, estas álgebras de Virasoro llevan información, a través de una extensión conocida como ‘cargas centrales’, sobre los grados de libertad de los sistemas macroscópicos que describen. Esto se traslada a la entropía de estos sistemas, que ha ayudado obtener, por ejemplo, la entropía de un agujero negro.

Otra teoría interesante para los investigadores del Grupo de Astrofísica, Cosmología y Gravitación de IFIS es un sistema magnético conocido como vidrio de espín, que posee entropía finita incluso a temperatura cero. Se conjetura que los vidrios de spin tienen un análogo en una teoría holográfica de un agujero negro extremo.

Éstas y otras ideas destacables van a seguir inspirando las generaciones de físicos teóricos trabajando en la teoría de (super)cuerdas, teoría de campos conformes y en el principio holográfico, entre otros, en su búsqueda larga de la teoría de gravedad.

Olivera Mišković, Instituto de Física-PUCV

Germán Varas: Sistemas granulares y la física de las arenas.

El Dr. Germán Varas es académico e investigador en el área de sistemas granulares. Licenciado y magíster en Física por la Universidad de Chile, realizó su doctorado en la Escuela Normal Superior de Lyon, Francia. El 2011 vuelve a nuestro país para integrarse como académico a nuestro Instituto, llegando el 2019 a ocupar el cargo de Director. Su trabajo se ha centrado en resolver problemas tanto en ciencia básica como en aspectos más aplicados, y recientemente, inspirado por cosas cotidianas de su entorno, ha comenzado a desarrollar un proyecto para limpiar playas.

Germán ¿Qué estudian quienes investigan sistemas granulares?

“La física granular como área de estudio debe tener unos 30 años. Lo que nos interesa a los físicos granulares es estudiar sistemas macroscópicos discretos, como por ejemplo los granos de arena. Cuando uno empieza a describir estos sistemas te empiezas a dar cuenta que todo tiene esa forma, desde lo más cotidiano como por ejemplo los cereales, frutas y semillas, hasta las arenas que son el material primario para la construcción de hormigón y vidrio. Dicho de otra forma, estos últimos esconden un pasado granular. Es importante destacar que este tipo de material, después de los fluidos, es el que más se maneja en el mundo. En el caso de los fluidos hay ecuaciones y teorías que permiten describirlos pero no hay una teoría consolidada que permita describir los granos. A partir de eso se empieza a formar una comunidad granular y muchos científicos se vuelcan a trabajar sobre esto, empezando a describir un montón de fenómenos interesantes. Por ejemplo, cuando vas a la playa y caminas sobre la arena, estás caminando sobre un sólido, pero al tomar esos granos con la mano y los dejas caer se comportan como si fuera un fluido. Aparece entonces esta dualidad sólido-líquido que depende entre otras cosas cómo le inyectas energía”.

Actualmente te encuentras trabajando en un proyecto que mezcla la física con la ecología y la limpieza ¿qué podrías contarnos sobre eso?

“Últimamente me di cuenta de que hay algo súper básico que no estamos haciendo y es limpiar las playas. En Chile la limpieza de playas es escasa y muy ineficiente, entonces se me ocurrió construir un vehículo que limpie playas. Esto no es novedoso en sí mismo porque ya existen máquinas similares, pero son enormes, de un costo elevado y muy contaminantes. Actualmente estamos desarrollando un vehículo de limpieza por acción mecánica. Esto forma parte de un proyecto de cooperación con otros académicos y forma parte también en la postulación de un Instituto Milenio que se enfoca en buscar formas de hacer este trabajo (limpieza) de una manera eficiente y ecológica. Como científicos granulares sabemos fluidizar este medio, y por lo tanto, debilitar la arena. De esta forma podemos generar un proceso mucho más eficiente, acorde a las necesidades ecológicas que necesita el mundo hoy. Además es súper aplicado, toma todo lo que hemos aprendido en ciencia básica granular y lo aplicamos a un problema específico como es la limpieza de playas.”

¿Cómo ha sido el paso a buscar aspectos más aplicados para lo que estudias?

“Cuando uno empieza a hacer ciencia, y sobre todo en la formación de las generaciones anteriores, no enseñaban a buscar aplicaciones sino que concentrarse en hacer ciencia básica. En la comunidad granular ocurrió lo mismo. Sin embargo, si nos damos cuenta todo lo que uno ve en algún momento fue granular; el concreto que cubre las calles en algún momento fue un polvo mezclado con arena; el vidrio es arena y otros materiales fundidos. Playa, arena, cemento, vidrio, son cosas cotidianas que necesitamos saber cómo manejar. Entonces, la misma comunidad poco a poco se fue volcando desde describir esta física básica, que es muy necesaria para poder crear un modelo teórico y comprender estos sistemas, hacia la búsqueda en resolver problemas más aplicados. En mi caso, desde mi doctorado me he empezado a concentrar en problemas aplicados.”

Cambiando de tema ¿Qué importancia crees que tiene la comunicación de la ciencia en el contexto actual?

“Me parece que es algo muy importante y que debiéramos inculcar en la formación de las nuevas generaciones. Nos hemos dado cuenta, sobre todo con el Covid-19, que la ciencia tiene que estar visible, tiene que mostrarse y en ese sentido lo que nosotros tenemos que hacer es salir de nuestro mundo universitario. Eso también es parte fundamental de lo que tenemos que hacer como Instituto. Durante los últimos 10 años hemos tenido poca visibilidad pero ahora queremos que de verdad haya una ventana visible hacia fuera, es la mejor forma de atraer a nuevos estudiantes y de acercar a la gente al conocimiento científico.”

Hace poco fuiste invitado al programa Rockstars de TXS ¿Qué te parece este tipo espacios para la difusión de la ciencia?

“La gracia de este programa es que muestra el recorrido del científico. A mi me parece súper relevante para un público general, y para los estudiantes en particular, que conozcan al científico de a pie; que sepan cuáles eran sus inquietudes de niño o de joven; cómo llego a escoger la carrera, y una vez que la escogió, cómo fue su paso por ella; ¿estaba enamorado rápidamente de la ciencia o no?; cuándo fue el momento en que dijo yo me quedo aquí y sigo para delante hasta justamente tomar una decisión y llegar a la situación actual.”

*Te invitamos a escuchar la entrevista al Dr. Germán Varas en Rockstars siguiendo el enlace.

Invitación Examen de Grado de Jorge Maggiolo Tapia

El Instituto de Física tiene el agrado de invitarles al Examen de Grado para la obtención del grado académico de Magíster en Ciencias con mención en Física:

Título: “Métodos holográficos y la fórmula de Cardy-Verlinde en AdS/CFT”
Tesita: JORGE PATRICIO MAGGIOLO TAPIA (PUCV)
Fecha: Lunes 26 de abril 2021, 09:00 hrs

Comisión de Tesis conformada por:
Sr. Dumitru Astefanesei (Tutor – PUCV)
Sr. Andrés Anabalon (UAI)
Sr. Radouane Gannouji (PUCV)
Sr. Nelson Videla (PUCV)

Personas Interesadas por favor regístrarse con Lorena Aguirre (dirfis@pucv.cl), para el envío del enlace plataforma Zoom.

Están cordialmente invitados!

Fallecimiento del Sr. Esteban Rivera Villarroel

Estimada Comunidad,

Lamentamos comunicar el sensible y triste fallecimiento del Sr. Esteban Rivera Villarroel (Q.E.P.D.), padre del profesor y compañero del trabajo, Sr. Rodrigo Rivera Campos.

El Sr. Esteban Rivera, tenía 93 años y se desempeñó como profesor de Castellano, ejerciendo gran parte de su vida en el Liceo de Villa Alemana.

Los funerales se van a realizar el día mañana miércoles 14 de abril, a las 15:00 hrs en el Cementerio Parque del Mar. Dada las circunstancias actuales en las que estamos viviendo, no nos permiten acompañar presencialmente a nuestro colega y amigo. Los dejamos invitados a realizar una oración por el descanso eterno de su padre.

Enviamos nuestras sentidas condolencias a toda su familia ante esta irreparable pérdida.

Invitación Examen de Grado de Nicole Andrea Rivas Quiroz

El Instituto de Física tiene el agrado de invitarles al Examen de Grado para la obtención del grado académico de Magíster en Ciencias con Mención en Física.

Título: “The circumgalactic medium of a z=0.5 isolated galaxy along its minor-axis”
Tesita: NICOLE ANDREA RIVAS QUIROZ (PUCV)
Fecha: Jueves 08 de Abril 2021, 11:00 hrs

Comisión de Tesis conformada por:
Dr. Nicolás Tejos (PUCV, profesor guía)
Dr. Sebastián López (U. de Chile)
Dr. Cristobal Sifón (PUCV)
Dr. María Argudo-Fernández (PUCV)

Personas Interesadas por favor regístrarse con Lorena Aguirre (dirfis@pucv.cl), para el envío del enlace plataforma Zoom.

Están todos cordialmente invitados!

“Quería explorar un tema de física aplicada que tuviera un impacto social”

Darío Pérez es parte de nuestro Instituto desde el año 2004. Académico e investigador, realizó su Doctorado en el Centro de Investigaciones Ópticas de la Universidad de La Plata. Desde su llegada ha ganado diversos proyectos de investigación fundando el Laboratorio de Óptica Atmosférica y Estadística (@SOL, del ingles Atmospheric and Statistical Optics Laboratory) que dirige desde su creación. Actualmente es Profesor Titular en el Instituto y además se desempeña como co-director del Centro de Óptica Adaptiva de Valparaíso (CAOVa). Ha sido reconocido en distintas oportunidades por sus contribuciones científicas y académicas.

¿Cuáles son tus principales temas de investigación y cómo fueron tus inicios en ellos?

“Mi principal tema de investigación es la propagación de luz en medios turbulentos. Cuando comencé, creo que no había nadie en Latinoamérica que trabajara en este tema, así fue un trabajo en solitario bastante duro, pero una gran experiencia para mí. La presentación que hizo mi antiguo tutor (Dr. Mario Garavaglia) en ese momento es que iba a trabajar en un área que era inexplorada [en latinoamérica] y que iba a tener un gran impacto en la astronomía. Él, lo que pensaba era tener un impacto cercano a la corrección de lo que la turbulencia hace sobre los telescopios. Pero en las condiciones en que nos encontrábamos estábamos muy lejos de lo que se podía lograr y muy lejos de un telescopio. Primero en cuanto a conocimientos y segundo, no habiendo otros especialistas, en capacidad—La Plata se encuentra a más de 1500 km de los telescopios ópticos de clase mundial en Chile. Es un tema muy complejo que requiere mucho esfuerzo colaborativo entre ingenieros, físicos y astrónomos para resolverlo; sigue siendo un gran problema de la astronomía actual.”

¿Qué te motivó a seguir trabajando en este tema?

“Era un gran desafío. Yo estaba buscando algo que tuviera algún impacto social y que no tuviera la abstracción que muchos temas de física teórica tienen—que son difíciles de llevar al público. Su impacto social es bajo en términos de la aplicación tecnológica. No es que no exista, sino que el camino es largo y el tiempo de aplicación entre un resultado teórico y su puesta en práctica pueden ser unas cuantas decenas de años. Yo en la licenciatura ya había hecho un trabajo en física de partículas y decidí que ese tipo de temas no era algo que me atrajera. Quería explorar un tema de física aplicada que tuviera un impacto social a tiempo medio y así empecé a trabajar en esto y con el tiempo fui encontrando caminos de aplicación, pero eso requirió de un trabajo importante.”

¿Cómo fue tu experiencia al llegar a Chile?

“Era una época en la que el Instituto de Física estaba mutando, como luego mutó toda la Universidad. Pasó de ser un lugar donde se hacía principalmente docencia a convertirse en un lugar donde se hacía investigación. Yo fui uno de los primeros profesores contratados con perfil científico. Era un desafío. Había que ganar proyectos y había que equipar un laboratorio que no existía. También fue por una necesidad mía, porque en Argentina estaba claro que el camino para alguien que quería hacer investigación y que quería independizarse no era posible porque también los temas de investigación estaban muy limitados a ciertos grupos que ya tenían una fortaleza política [partidaria]. Lamentablemente la ciencia en Argentina se mueve más por política y por contactos que por parámetros más objetivos. Era muy difícil crecer ahí en un ámbito tan hostil y llegar a Chile daba muchas oportunidades. Logré ganar algunos concursos FONDECYT y eso permitió crear el Laboratorio de Óptica Atmosférica y Estadística (@SOL) que dirijo desde su origen.”

Eclipse con ciencia

Con ocasión del Eclipse Solar del 14 de diciembre del 2020 en la zona de la Araucanía en Chile, Darío dirigió un experimento colaborativo que invitaba a la comunidad a convertirse en científicos recolectando datos sobre las “Cintas de Sombra”, un fenómeno que se puede observar en los eclipses totales de Sol y que podría ayudarnos mejorar el desempeño de los telescopios de última generación que se están instalando en nuestro país.

¿Cuál era la idea y qué resultados se buscaban al realizar este experimento durante el eclipse del 14 de diciembre?

“La idea era realizar un experimento colaborativo para obtener información de cómo se comportan la turbulencia a baja altura, que es un fenómeno muy poco comprendido. Se sabe mucho de la turbulencia libre por encima del kilómetro de altura, pero por debajo de él hay mucha interferencia de la superficie y hace que esa turbulencia se comporte de una manera que es atípica. Con el eclipse íbamos a ver como esa turbulencia de baja altura se comporta, o íbamos a tratar de inferirlo. La idea era tener muchos participantes que observarán un fenómeno que se aprecia bien en la zona de totalidad del eclipse y que consiste en observar al suelo, mirando en una pantalla donde aparecen unas cintas de luz y sombra que se mueven y que se capturan con una cámara de celular. Esos videos se iban a subir a una plataforma web e íbamos a recolectar toda esa información. Esa era la idea del experimento colaborativo Eclipse con Ciencia”

¿Por qué se optó por realizar un experimento que convocara abiertamente a la comunidad?

“El concepto es muy lindo. De alguna manera el proceso era intentar que la gente se incorporara al método científico. Eso en parte funcionó, aunque no tuvimos tantos voluntarios como esperábamos. Tuvimos alrededor de 10 experimentos, aunque de estos no todos tuvieron éxito. Si hubiesen sido 10 experimentos exitosos hubiera sido fantástico, porque era el numero que yo esperaba tener como mínimo; sin embargo el clima nos jugó una mala pasada. Pero esto nos enseña a pensar el experimento de otra manera para una próxima oportunidad.”

De acuerdo con esta experiencia ¿Cuáles son los resultados y aprendizajes de este primer experimento colaborativo?

“Por un lado, el experimento como yo lo tenia pensado, en general, fracasó. Pero el concepto en sí sigue siendo muy interesante. Esta podría ser la versión 1.0 del experimento, entonces el camino para mi ahora es ver en que se equivocó y que se puede corregir para que en el próximo intento las chances de fracaso sean menores y poder medir el objetivo. Así funciona la ciencia experimental. A la gente que participó le envié un mensaje luego del eclipse de cómo habíamos fracasado, pero había sido un éxito de todas maneras porque todos habíamos aprendido cosas. Es así que cuando uno planea un experimento, hay variables que pueden quedar fuera de nuestro control. Por otro lado, no tuvo el alcance que esperaba, entiendo que el tiempo de planificación para un experimento de esta magnitud cuando uno espera que tenga participación [amplia] debe ser con muchos meses de anticipación; además de tener muy claro el rol de las redes sociales. Ahora, con todo aprendido se puede planear un nuevo experimento para los próximos eclipses pensando [y mostrando] que este tipo de experimentos colaborativos tiene un gran valor para la sociedad.”

Darío Pérez https://fis.ucv.cl/dperez/

CAOVa http://caova.pucv.cl/.

Invitación avance de tesis de doctorado F. Javier Moreno

Tenemos el agrado de invitarles el lunes 5 de abril a las 12:00 horas al Examen de Avance de tesis para la obtención del grado académico de Doctorado en Ciencias Físicas:

Título: Holographic entanglement entropy and higher-curvature gravity
Tesista: F. Javier Moreno (PUCV)
Fecha: Lunes 5 de abril 2021, a las 12:00 horas.

Continue reading

Invitación avance de tesis doctoral Yolbeiker Rodríguez

El día jueves 11 de Marzo del 2021 a las 14 hrs, el estudiante de doctorado en física Yolbeiker Rodríguez presentará su trabajo en agujeros negros titulado “Classical Stability and Formation of Black Holes Beyond General Relativity”

Centro de Óptica Adaptiva de Valparaíso (CAOVA) se adjudicó proyecto FONDECYT para sistema de medición de turbulencia en observatorios

Por Daniel Gallardo (Periodista en Laboratorio de Optoelectrónica PUCV)

El Dr. Darío Pérez, académico e investigador del laboratorio de óptica atmosférica y estadística del Instituto de Física (IFIS) de la Facultad de Ciencias de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), quien además se desempeña como co-director del Centro de Óptica Adaptiva de Valparaíso (CAOVA), proyecto que desarrolla junto al Dr. Esteban Vera, del laboratorio de optoelectrónica de la Escuela de Ingeniería Eléctrica (EIE) de la misma casa de estudios, acaba de adjudicarse financiamiento para el desarrollo de un proyecto que busca diseñar un sistema de medición de turbulencia al interior de los VLT, o telescopios de gran tamaño.

Esta iniciativa, titulada Realtime dome turbulence characterization through image motion and scintillation of passive targets -1211848-, enmarcada en el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDECYT) de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) -ex CONICYT- comprende un trabajo por cuatro años de investigación. Sobre este proyecto, el docente nos comentó lo siguiente:

¿En qué contexto se da esta investigación? ¿Cómo se originó la idea?

Darío (D): Se trata de algo que ya vengo estudiando desde hace un tiempo. Es un sistema que un colega mío planteó, y que permite recolectar información de la turbulencia, observando una matriz de LEDs distribuidos en columnas. Es un concepto simple, de observar cada punto individual junto a sus cercanos para obtener información. Ahora, la técnica está en observar un objeto que está muy, muy lejos.

Sucede que tiene varios defectos, por ejemplo, en la detección de anisotropía. No la detecta claramente. Sabe que hay, pero no puede cuantificarla. Otra problemática que surge es que no considera otro tipo de regiones que no sean recintos amplios o grandes distancias entre la fuente de luz y el observador. A raíz de esto, hicimos un experimento hace dos años. Ahí nos dimos cuenta de que los modelos numéricos originales no podían aplicarse en laboratorio, porque la propagación es muy corta, por lo que era necesario evaluarlos. Entonces, con un estudiante de postgrado, trabajamos en esa situación. En paralelo, otro alumno está viendo fenómenos de centelleo o fluctuaciones de irradiancia de objetos de gran tamaño. Pensando en ambos problemas, al tener un poco de similitud, se me ocurrió elaborar una técnica híbrida que permita observar ambas situaciones de forma simultánea, de forma de adquirir aún más información. Se propone entonces, que esto se aplique en el domo de un observatorio, no solo en los telescopios tradicionales, sino también pensando en la llegada de los ELT, telescopios de gran tamaño en los próximos años. Recordemos que estos espacios afectan la observación…

La idea es introducir un sistema que pueda funcionar 24/7. De ser aplicado apropiadamente, lo que sugerimos es en vez de emplear fuentes de luz artificial -LEDs-, que se observen algunos blancos durante la noche, considerando que sea una cantidad mínima de luz para que la cámara los detecte. Es el ideal, que el sistema funcione sin interferir la actividad del telescopio. Entonces, tener una plataforma que permite en todo momento decir cuál es el estado de la turbulencia al interior del domo. Es particularmente ambicioso, porque al disponer de poca luz, se debe definir cuál es la cámara apropiada. Otra novedad que tendría esta actualización de la técnica original sería que usaríamos dos cámaras para el arreglo, para poder localizar la turbulencia en el espacio. Esto abre el espacio para hacer telemetría. Lo que busca lograrse con CAOVA es mejorar la técnica original, al observar el mismo blanco con dos o más cámaras en el arreglo. El problema de ingeniería acá es, entonces, ver cómo trabajamos con el volumen de información que emanan ambas cámaras, para lo que tendremos que generar un sistema de IA que permita discriminar en esa muestra el material realmente disponible. Estamos hablando de imágenes de una gran resolución, y que se generan en gran cantidad por segundo.

¿Quiénes integrarán el equipo de trabajo? ¿cuál es el esquema de trabajo visualizado?

D: El profesor Vera participará como co-investigador, como también se sumarán estudiantes de postgrado que integran los laboratorios del Centro. Una parte de este primer semestre contempla ver cuál cámara es la mejor candidata para la realización del proyecto. Este mismo tiene una extensión de cuatro años. A grandes rasgos, en el primer año nos enfocamos en el modelo teórico, donde hay algunos incertezas que cubrir, como también validar nuestra propuesta con un solo blanco. Algo de ello está ya adelantado junto con el CAOVA. Para el segundo año viene el análisis y viene ya la integración del sistema de IA para que procese lo que le está llegando de las cámaras. Pensamos a finales de ese año, hacer una campaña, que es bien probable que se pueda hacer, con la situación sanitaria mucho más tranquila. Al tercer año se haría un trabajo experimental con más de un blanco para telemetría y tomografía. Con eso implementado, haríamos una o dos campañas en el VLT nuevamente. De ser exitoso, podríamos ya pensar en el cuarto año tener una versión funcional que esté operando en el VLT durante un par de semanas. Con tener dos campañas en el VLT, nos daremos por satisfechos con la realización de esta propuesta, lo que podría abrir una eventual colaboración con el Observatorio Europeo Austral.

¿A qué tipo de equipamiento y herramientas se debe recurrir en una investigación de este tipo?

D: Este proyecto se centra en la elaboración de hardware. Para lo que es la prueba de concepto, tenemos comprometidas dos cámaras de alta velocidad muy sensibles a la luz. Además, está considerada la compra de lentes, como de equipamiento optomecánico, que nos sirve para realizar montajes. Todo esto de una gran suma de dinero. Luego viene un dispositivo llamado digital mirror device, un arreglo de fibra óptica para realizar una transmisión rápida de datos con un termómetro de alta sensibilidad. Después también tenemos sistemas de control en forma de microcomputadoras, herramientas de servicio y alojamiento para nuestros datos. Un gran componente de este FONDECYT es apoyarnos en la compra de equipamiento especializado. Además de la infraestructura ya disponible, que, al menos en el laboratorio, provienen de ya cinco proyectos de este tipo ya ejecutados previamente.

Eventualmente, de concretar con éxito la investigación: ¿qué posibilidades abriría a futuro este proyecto?

D: Hay muchas. Estos sistemas, que son de sensado remoto y que se diseñan para calificar el estado de la turbulencia, funcionará como una estación metereológica al interior del domo, 24/7 todos los días. Lo que estás haciendo con este sistema, al estar midiendo la turbulencia en todo momento es tener información de otros fenómenos que pueden afectar las comunicaciones ópticas no necesariamente en entornos ligados a la astronomía, como podría ser el saber la concentración de vapor de agua en un bosque o en algún cultivo. Desde la perspectiva del impacto ambiental, permitiría, en una versión más económica claro, saber, siguiendo el ejemplo anterior, cuánta agua necesitas para realizar un cultivo de manera óptima. En esa línea, para un sistema que apoye el monitoreo en contextos de agricultura, podría ser una idea bastante interesante de explorar, porque podrías distribuir mejor ese recurso.

Para concluir, ¿qué vínculo se puede establecer entre la inteligencia artificial y las problemáticas ligadas a la óptica, la física y la instrumentación? ¿por qué indagar en estas áreas?

D: Es un tema en discusión. Creo que la IA, para estos problemas que demandan grandes volúmenes de información, los cuales sabemos analizar pero que necesitan de un individuo preparado por grandes porciones de tiempo, es muy eficiente. A pesar de la sofisticación que puede tener un científico preparado o un estudiante, en cuanto a tiempo, no sería eficaz. El tema es que, un sistema entrenado, puede apoyar esas tareas que pueden resultar engorrosas. Al sistema se le hace entender los parámetros con los cuales una persona hace una evaluación. Aprender del humano, luego de muchas pruebas. En todo lo que es sensado remoto, la gente de mi área está discutiendo sobre las posibilidades e intervenciones que la IA puede hacer en la recolección de datos, en este caso, para óptica.

Para conocer más sobre el Centro de Óptica Adaptiva de Valparaíso (CAOVA) y el laboratorio de optoelectrónica de la EIE, puede visitarse el sitio web oficial de cada uno.